     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas

   viérnes, 14 de diciembre de 2018 BLINDAR EL CARÁCTER PÚBLICO DEL CANAL DE ISABEL II, UNA ASIGNATURA PENDIENTE TRAS LA FARSA DE LAS DERECHAS EN LA ASAMBLEA DE MADRID

Por Diego Cruz Torrijos | BLINDAR EL CARÁCTER PÚBLICO DEL CANAL DE ISABEL II, UNA ASIGNATURA PENDIENTE TRAS LA FARSA DE LAS DERECHAS EBN LA ASAMBLEA DE MADRID. publicado el viérnes, 14 de diciembre de 2018

Tres sesiones, tres, han bastado para dejar clara la voluntad del bloque de la derecha para que algo parezca que pasa cuando en realidad la situación permanece con los mismos riesgos, y a pesar de lo que pregonen las derechas seguimos muy lejos de tener garantizado que nunca más ningún desaprensivo Gobierno de la Comunidad volverá a intentar privatrizar y saquear el Canal de Isabel II.

Y es que aunque hartos de ver continuamente el sonrojante placer por desdecirse a sí mismo que práctica Ciudadanos, y el habitual esfuerzo por hacer pasar meras ocurrencias oportunistas por trabajadas propuestas, no deja uno de sorprenderse.

Veamos.

En sesión ordinaria del Pleno celebrada el día 19 de noviembre de 2015, aunque parezca imposible a la vista del texto votado el jueves 13 de diciembre, la Asamblea de Madrid aprobó con los votos favorables del Grupo de Ciudadanos, Podemos y el Socialista como autor de la iniciativa una Proposición no de Ley que instaba al Gobierno de la Comunidad a elaborar, proponer y/o desarrollar, antes de la finalización del actual período de sesiones, todas aquellas medidas normativas para revocar las medidas privatizadoras del Canal de Isabel II vigentes, asegurando la gestión pública en todo momento del ciclo integral del agua en nuestra Comunidad. Asimismo se propondrá y concretará un modelo de gestión del Canal de Isabel II que garantice su carácter público, sin ánimo de lucro, transparente, participativo, sostenible social, económica y medioambientalmente, respetuoso con las competencias de los Ayuntamientos y vinculado con los criterios definitorios del derecho humano al agua.

Y para ello exigía mejorar la representación de los Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid en los órganos de dirección y control de manera que se amplíe como mínimo a un tercio, siendo nombrados a propuesta de la Federación de Municipios de Madrid, modificar el modelo de elección de los Consejeros que deberían ser ratificados en el Pleno de la Asamblea por mayoría absoluta e incluir en los órganos de dirección y control a todos los sindicatos con representación en el Canal, así como la participación en un Observatorio del Agua de las entidades sociales más representativas de los colectivos implicados en la defensa de la gestión pública del agua que en su momento se considere. En ambos casos con voz y sin voto.

Del debate de esta Proposición no de Ley es pertinente traer hoy aquí las palabras que en defensa de estos objetivos realizó el diputado Sr. Lara Casanova en nombre de Ciudadanos.

Decía el Sr. Lara "lo que se pretende y lo que se propone en el texto transaccional que hemos acordado entre los tres Grupos fundamentalmente es ampliar la participación, reforzar los mecanismos de control y fiscalización y, sobre todo, reforzar las medidas para impedir la privatización del Canal, eliminando los pasos que se dieron por el anterior Gobierno del Partido Popular para poder posibilitar la privatización del mismo", y continuaba afirmando que con la iniciativa de la oposición "se refuerzan los mecanismos de control y fiscalización de la Cámara" y "se recoge contemplar en los órganos de dirección y control a los sindicatos y entidades sociales; se propone abrir la participación a las entidades sociales, también a los representantes sindicales, a todos lo que tengan representación en el Canal, y supone reforzar los mecanismo de información y transparencia, además de volver a posibilitar que los usuarios y trabajadores, estos a través de sus representantes sindicales, puedan participar y recibir información de las decisiones que se adopten".

Consecuentemente con lo aprobado, e incumplido por el Gobierno siguiendo su línea de actuación, consideramos indispensable promover conjuntamente una Proposición de Ley que desarrollara lo acordado. Y lo hicimos en dialogo con los representantes de aquellas asociaciones, aquellos miles de ciudadanos y ciudadanas (los de verdad no su impostura) que con su lucha en la calle acompañada del trabajo de los representantes políticos que en esta misma cámara sufrían los insultos y el desprecio desde la bancada popular que cumplía como fiel coro del afán saqueador de los presidentes Aguirre y González, frenaron la privatización anunciada. A ellos, a la Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II, y es obligado recordarlo, a nuestros compañeros y compañeras socialistas de las anteriores legislaturas de la Asamblea de Madrid, todo nuestro reconocimiento y muchas, muchísimas gracias por su trabajo.

Pues bien, en aquel momento la máscara de Ciudadanos empezó a dejar claro su verdadero rostro y tas engañas a los representantes sociales se desmarcaron del trabajo por una propuesta conjunta.

Los demás, el Grupo Socialista y el de Podemos, trasladamos aquellas cuestiones que el Sr. Lara consideraba imprescindibles para garantizar el carácter público del Canal y promovía la participación y la transparencia a un texto que, ahora ya sin ningún rubor fue rechazada incluso la tramitación para su debate en ponencia.

Y para redondear el numerito y dar certeza a ese regusto suyo por hacer pasar por solemne lo que es superfluo presentan a los pocos días la Propuesta de Ley que el jueves 13 se votó.

Lógicamente, el Grupo Popular, como bien recalcó en la toma en consideración la diputada Sra. Carballedo, se unió con entusiasmo a la misma ya que con su texto Ciudadanos venian a situarse en las posiciones del Partido Popular.

Y es que con este paripé ni se garantiza la no privatización del Canal al no modificar sus órganos de gestión impidiendo que quede al arbitrio del Gobierno de turno, ni se asegura la reversión del posible superávit del Canal en la mejora de la infraestructura o en bajar los costes de los abonados del agua o indirectamente en los ayuntamientos bajando sus costes de gestión. Ni se incluye reconocer con rango de ley la incapacidad de desconexión para personas en riesgo de exclusión, así como tarifas reducidas.

A pesar de que todo apuntaba a lo que después sucedió, redujimos nuestras catorce enmiendas a su pobre texto a sólo cuatro que buscaban incluir lo que considerábamos imprescindible para al menos sentir que algo se avanzaba. Enmiendas para incidir en el reconocimiento del derecho humano al agua y al saneamiento, incorporando una mención a la necesaria revisión de los reglamentos para el servicio y distribución de las aguas del Canal de Isabel y el del régimen económico y financiero del abastecimiento y saneamiento de agua en la Comunidad de Madrid, modificando la composición del consejo de administración del Canal con el fin de asegurar una representación de los municipios acorde con su importancia y a que son los titulares de los servicios de abastecimiento y saneamiento, así como de los trabajadores del Canal y de la ciudadanía. También para garantizar la creación del Observatorio del Agua con el fin de que se asegure la participación de la ciudadanía en la gestión del Canal de Isabel II, y promoviendo que las relaciones con los usuarios y con los ayuntamientos deben regirse por el derecho administrativo., así como facilitar la necesaria revisión de los Convenios que se formalizaron durante la fase anterior a la constitución de la sociedad anónima, tanto para adecuarlos a la nueva normativa que se pretende modificar, como porque tienen cláusulas que no se ajustan a la realidad actual. Pero nada de nada. Ni una.

En la toma en consideración de esta Proposición de Ley el Sr. Zafra en representación del Grupo Ciudadanos afirmaba enfáticamente que aprobando esta Proposición "ya tendremos tiempo, todo el tiempo del mundo, para sentarnos y decidir qué tipo de Canal queremos", dejando claro con esta contundente declaración la inutilidad de esta Propuesta de Ley para abordar las necesidades legislativas del Canal de Isabel II.

Estamos por tanto ante unos cambios que nada cambian y que, como ya señalábamos en anteriores debates frente a un modelo cerrado de compañía pública prestacionista no avanza hacia modelos contemporáneos de participación, de rendición de cuentas permanente y de cooperación e implicación de la empresa en su entorno social.

Viene al pelo para concluir recordar las palabras que en el debate de la PNL que citaba al principio de estas notas dirigió el Sr. Lara al entonces Consejero y hoy Presidente de la Comunidad, Sr. Garrido, cuando le recordó que "uno tiene la credibilidad por lo que hace, no por lo que dice, y ustedes pierden credibilidad no apoyando esta propuesta. No vale con decir de palabra que están a favor o en contra de la privatización del Canal, hay que demostrarlo con hechos". Pues eso.

Habrá que esperar a que una nueva mayoría surgida de las urnas el próximo mes de mayo, de una vez por todas, asegure por Ley que nunca más la ciudadanía madrileña tendrá que temer por la privatización de su agua.

Diego Cruz Torrijos


LINDAR EL CARÁCTER PÚBLICO DEL CANAL DE ISABEL II, UNA ASIGNATURA PENDIENTE TRAS LA FARSA DE LAS DERECHAS EBN LA ASAMBLEA DE MADRID  

  

Por Diego Cruz Torrijos