chamberí | suplemento cultural | domingo, 29 julio 2018 | número 0

Descargar el número 0

02 ARTE

ARTE ... marginados, a refugiados, y a la libertad de las mujeres.

Rafael Mateu de Ros

Volvemos a Roma para redescubrir algunos tesoros del arte renacentista y barroco. Con el objetivo también de encontrar sentido actual al arte antiguo, significados que sean capaces de seguir interpelando a los hombres y las mujeres de nuestro tiempo.


03 POESÍA

LA DESPEDIDA

Cuando ignorante
de lo que está pasando
te llega la despedida
un frío enorme
una gran sacudida
dolorosa y paralizadora
se instala en el vientre
allí donde antes
las cosquillas del amor
habitaban revueltas.

Juan López Martínez


04 POESÍA

Poema a Miguel Hernández







yo espero tu regreso, tu lucha,
tu compromiso, tu ideal.
Y que me susurres a mí,
¡Sí!, a mí y no a la tierra,
que la libertad ya está aquí.

Mari Ángeles Solís del Río



05 HISTORIA

Grúas "Durruti"

La historia, a veces, intenta resolver con golpes fortuitos lo que podrían ser interpretadas como antiguas y duras acechanzas. Es así que mi gran amigo Carlos Álvarez, escritor, periodista y cineasta (no se pierdan su documental Ciudadano Negrín ni su novela La Señora, entre otras obras suyas) cuenta con gracejo la accidentada muerte, en plena transición, del entonces secretario general del PCE leonés. Conducía el hombre camino de Asturias para una reunión de la ejecutiva. Los comunistas de León estaban integrados con los asturianos por aquello del peso de la cuenca minera en ambas provincias: primaba más el sector que el territorio. A la salida de una curva de aquellas carreteras nuestras, más del siglo XIX que del XX, se topó con un camión grúa y se aplastó contra él. Parece que la muerte fue instantánea y el pobre conductor no debió de tener tiempo a ver el enorme letrero que llevaba la fatídica máquina: "Grúas Durruti".

José María Noguerol


06 ARQUITECTURA


07 RUTAS


08 PINTURA

DOMINGO, 29 de julio de 2018

PINTURA:Maruja Mallo| La última vanguardista | por Elena Calabrese

Nació en Lugo en 1902, un año antes que mi abuelo. Vio nacer la España de la Republica, la Dictadura de Primo de Rivera y más tarde el franquismo del que huyó , haciéndose paso a las Américas en 1937, con la intención de llevar a cabo una misión pedagógica que más tarde se tradujo en exilio al verse incapaz de volver a su país después de la guerra

Fue una de las damas sin sombrero de la "Generación del 27", fue el amor de Alberti antes de ser desbancada por otra dama, Teresa León, con quien compartiría protagonismo en la misma generación de poetas, artistas y personalidades de la cultura. Amiga de André Bretón, Ortega y Gasset, Gomez de la Serna que la inmortalizó con el calificativo de "bruja buena", Pablo Neruda, Lorca, Dalí, María Zambrano, Miguel Hernández y una larga e ilustre lista mas, pero yo, que estudie de niña la poesía de estos autores, la que ya se podía leer en aquellos aperturistas colegios de la EGB, solo femeninos, eso sí, no tuve la oportunidad de saber quién fue Maruja Mallo y creo que no me equivoco al afirmar que la mayoría de mis congéneres nunca tuvieron testimonio ni de su obra ni de su presencia, ni siquiera cuando volvió de su exilio neoyorquino allá por 1957 transitando como una sombra por la vida de la generación perdida, denominación que suelo emplear cuando me refiero a las mujeres nacidas en la guerra o pocos años antes y que no pudieron tomar parte en ninguna vida política española, sencillamente porque no la había.

chamberí | suplemento cultural | domingo, 29 julio 2018 | número 0



Volver arriba