El Socialista

Sucedió en diciembre de 1925: muere Pablo Iglesias

En el aniversario 95 del fallecimiento del fundador del PSOE, El Socialista recuerda cómo se registró este lamentable suceso en las páginas de su edición del jueves 10 de diciembre de 1925.

El Socialista | sábado, 12 de diciembre de 2020
Escucha el artículo

Portada de El Socialista, 10 de diciembre de 1925

Hace 95 años, más exactamente el 9 de diciembre de 1925, en su casa de la calle Ferraz en Madrid, falleció Pablo Iglesias Posse, fundador del Partido Socialista Obrero Español y la Unión General de Trabajadores, UGT. Su funeral supuso la mayor manifestación de duelo ocurrida en aquel entonces.. Trabajadores y sociedades obreras de toda España acudieron a darle el último adiós al más histórico de los socialistas en nuestro país.

Pablo Iglesias, el gran referente del socialismo español

Nacido en Ferrol, siendo un niño, se trasladó junto con su madre y su hermano a Madrid. Aprendió tipografía en el Real Hospicio General de Pobres del Ave María y Santo Rey, donde trabajó de aprendiz.

De formación autodidacta y lector voraz, asistió a las clases impulsadas por el ministro Manuel Ruíz Zorrilla en los locales del Ministerio de Fomento, lo que le valió para dotarse de las herramientas que le ayudaron a articular su pensamiento.

El primer escrito que se le reconoce fue publicado en el boletín "Solidaridad" en 1871. Es un alegato pacifista que tituló "Guerra". En 1874 es nombrado presidente de la 'Asociación del Arte de Imprimir', desde donde comenzó a esbozar en la clandestinidad la formación de un nuevo partido político de corte obrero y socialista.

El 2 de mayo de 1879 en la taberna Casa Labra en la calle Tetuán junto a 25 compañeros, de los que 16 eran tipógrafos, fundó el PSOE.

Iglesias llevó una vida austera, llegando a vivir en la redacción de El Socialista, el cual se publicó por primera vez en 1886 y que definió como órgano de expresión del movimiento obrero. Más tarde, en 1888, fundó la Unión General de Trabajadores UGT y en 1890 encabezó la primera manifestación del 1º de mayo, que entonces exigíó la jornada laboral de ocho horas y el cese de empleo de niños en actividades laborales.

Nombrado concejal en el ayuntamiento de Madrid, en 1910 consiguió su escaño como primer diputado socialista en el Parlamento. Son incontables las horas que dedicó a la actividad política y sindical, repartidas entre el trabajo organizativo en las direcciones nacionales del partido y del sindicato.

Los últimos años los pasó recluido en su casa a consecuencia del agravamiento de sus enfermedades, dejando de participar en la vida política en 1919, aunque nunca dejó sus labores de difusión de sus ideas través de sus escritos.

El abuelo queridísimo

El Socialista dedicó íntegramente su edición del 1o de diciembre de 1925 a registrar el fallecimiento de Iglesias. En su primera página, tituló a cuatro columnas ¡Ha muerto Pablo Iglesias! Y abrió con una semblanza su extensa biografía acompañada de la última fotografía (enmarcada en negro), que se le había realizado.

Ha muerto Pablo Iglesias

El texto comienza con un rotundo "Iglesias ha entregado su cuerpo a la tierra", afirmando que "murió como vivió, en lucha áspera y sin tregua en pro de los ideales que han hecho grandiosamente humana su figura de relieve mundial". El "abuelo queridísimo" luchó con tenacidad con la muerte "a manotazos" y contra la que "no quería rendirse".

Pablo Iglesias trabajó hasta el último momento. Se "aferraba a la vida con impulso enérgico" y escribía cartas y artículos, planeados éstos en serie, como trabajo de un hombre que no se rinde fácilmente.

En sus últimos días, muchos trabajadores, que emocionados le visitaban con el afán de saludar al patriarca del Socialismo español y a quien, en el intento de rendirle un último homenaje, hallaban agotado. El texto resalta del ya entonces anciano líder su tenacidad y fortaleza de su espíritu.

Julián Besteiro escribió un texto que se publicó en recuadro a pie de la primera página. Bajo el título "Una vida de amor y de firmeza" dedicó este espacio al recuerdo imborrable de un "anciano de cabellos blancos y de tez pálida, de cerviz inclinada al peso del dolor, voz doliente y pausada, pero firme". Un anciano notable que tuvo el privilegio de una vejez verdaderamente notable.

Una vida con amor y con firmeza

Besteiro concluye el texto afirmando: "la muerte no nos separa de Iglesias. La imagen de su vida de ternura, de amor y de firmeza, queda definitivamente incorporada al tesoro moral de nuestra conciencia de hombres libres, demócratas, obreros del ideal inmortal del Socialismo".

Para consultar esta y otras ediciones de El Socialista puedes acceder a la hemeroteca de la Fundación Pablo Iglesias.


También te puede interesar...


    Nuestra semana en imágenes, del 4 al 10 de diciembre
    Nuestra semana en imágenes, del 4 al 10 de diciembre | El Socialista
  • Twitter
  • Facebook

    Iratxe García
    Iratxe García: ¨El Consejo Europeo nos ha dado buenas noticias para terminar un año difícil¨ | El Socialista
  • Twitter
  • Facebook

    Sala de Europa del Senado
    Ana Prieto: ¨El plan de vacunación garantiza la equidad y gratuidad en el acceso¨ | El Socialista
  • Twitter
  • Facebook

    Ana Prieto, portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista
    Ana Prieto: ¨El plan de vacunación garantiza la equidad y gratuidad en el acceso¨ | El Socialista
  • Twitter
  • Facebook

    UN Climate Change Conference
    Acuerdos de París, continuamos hacía un futuro más sostenible | Actualidad
  • Twitter
  • Facebook

    Pablo Iglesias Posse, fundador del PSOE
    Sembrando socialismo¨ | El Socialista
  • Twitter
  • Facebook

    Fotografía del poeta Antonio Machado
    ¨Lo que recuerdo yo de Pablo Iglesias¨ | El Sopcialista
  • Twitter
  • Facebook

    Pablo iglesias durante un mitin
    Lecciones de Pablo Iglesias | El Socialista
  • Twitter
  • Facebook

REDES | SOCIALES


     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas




Volver arriba