La cultura es la memoria del pueblo

"La cultura es la memoria del pueblo, la conciencia colectiva de la continuidad histórica, el modo de pensar y de vivir". Milan Kundera

09/11/20 | Por Ramón Silva Buenadicha | https://elobrero.es/
Escucha el artículo

© Ramón Silva Buenadicha

"La cultura es la memoria del pueblo, la conciencia colectiva de la continuidad histórica, el modo de pensar y de vivir". Milan Kundera

Desgraciadamente ésta debería ser una crónica no escrita, pues significaría que vivimos en un país democrático que conoce su historia y aprende de ella. Ya son conocidos los hechos del pasado mes de septiembre. Cuando los ultraderechistas concejales de VOX, intentaron llevar al olvido, más bien a un absurdo ostracismo, los nombres de los insignes socialistas y ugetistas Francisco Largo Caballero e Indalecio Prieto. Para ello se valieron de la necesaria colaboración y aceptación del conservador Partido Popular y de Ciudadanos -ese protopartido que enarbola un discurso de centro para escorarse a la derecha-. En un juego de buenos o malos, de blancos o negros, estos hombres y mujeres que deberían representar a todos y todas las madrileñas y madrileños olvidan que, como decía Arthur Koestler, "dos medias verdades no hacen una verdad, y dos medias culturas no hacen una cultura". Y que Madrid es grande porque siempre ha sido un gran calidoscopio, donde conviven y se mezclan muchas y diferentes formas de ser y pensar sin necesidad de las falsedades y vehemencias de malos toreros de salón.

Y en este juego de apaciguar los votos de VOX para futuras necesidades presupuestarias, desde el Ayuntamiento de Madrid, gestionado por PP y Cs, retiraron el pasado 15 de octubre, con apresurada alevosía, la placa homenaje de Largo Caballero. Tan atropelladamente que se olvidaron de realizar los trámites necesarios. A martillazo limpio sacaron el bronce de la escultura realizada por el artista Pepe Noja. A golpe de maza desmembraron el mármol de esta insigne pieza catalogada en el patrimonio municipal.

Ante el temor de lo que hubiera podido pasar a esta obra, el Grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid solicitamos conocer el estado y paradero de la pieza en el Pleno municipal del día 27 de octubre, donde el Presidente del Pleno, Borja Fanjul, me aseguró en sesión plenaria que el procedimiento de retirada de la placa fue "escrupuloso". Según explicó Fanjul, al adoptarse el acuerdo en el Pleno sobre la retirada de esta placa, lo trasladó al Área de Cultura, Turismo y Deporte, que a su vez lo notificó a la Junta Municipal de Distrito de Chamberí el 9 de octubre. La Junta procedió a retirar la placa el 15 de octubre, "garantizando su integridad", y ahora está guardada en el Almacén de la Villa, detalló Fanjul. Nunca fue tan meteórico el cumplimiento de una resolución del Pleno.

Pero como dice el refrán popular "las prisas no son buenas" y en esta acelerada carrera por quitar la placa de la vista de algún vecino de la Plaza de Chamberí, temimos por su integridad y solicitamos poder ver en qué condiciones y dónde se encontraba la obra artística del escultor Pepe Noja. El pasado día 5, pude visitar el almacén municipal y llevarme la desagradable sorpresa de encontrar los restos de la placa en varios sacos de los que se suelen emplear para la recogida de escombros. Un revoltijo de pedazos de mármol y de letras desprendidas de la inscripción.

Una actuación que no tiene ninguna excusa, pues la obra ya fue retirada en 1990, cuando se rehabilitó el edificio. Para ello se tuvieron en cuenta sus particularidades y se desmontó con los cuidados necesarios, una vez que el ladrillo visto de la pilastra donde estaba anclada fue chapado en granito la placa se volvió a montar.

Es doloroso ver el poco valor que algunos dan a la historia y su incesante intento de reescribirla hasta que quede desmadejada y devorada por medias verdades que un pensamiento racional comprende la imposibilidad de su sostenimiento.

Dar una respuesta legal

Por ello desde el Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Madrid junto con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) hemos decidido iniciar medidas legales contra esta actuación, empezando por solicitar la suspensión cautelar del acuerdo del Pleno antes mencionado, denunciando el uso "maniqueo", "torticero" y "espurio" de la Ley de Memoria Histórica que llega incluso a subvertir el orden constitucional.

Esta petición de medidas cautelares se basa en que "la ejecución del Acuerdo ha tenido ya una específica y concreta consecuencia nociva", la destrucción de la placa que homenajeaba a Largo Caballero, placa que "no tiene el Ayuntamiento intención de reponer". Estos daños causados a la obra del escultor Pepe Noja, que aparecía -como consta en la certificación del propio Ayuntamiento- integrada por una placa de bronce, otra de mármol hoy destruida, y las letras de bronce de la inscripción, nos muestran la gravedad de las consecuencias deducibles de la ejecución del Acuerdo impugnado, y la necesidad no sólo de que el Juzgado disponga su suspensión sino también el aseguramiento de los bienes ya afectados para evitar un daño aún mayor, ya que el propio Ayuntamiento de Madrid no lo ha hecho.


No podemos admitir este acuerdo de Pleno que ha permitido la desaparición del homenaje a Largo Caballero, que atenta contra la Ley de Memoria Histórica (LMH) y la propia Constitución. En el recurso, ponemos de manifiesto el papel que desempeña la Memoria Histórica, desde la perspectiva constitucional, superior en todo caso al espurio interés trazado por el Ayuntamiento de Madrid".

No hay que olvidar que el artículo 46 de la Constitución ordena a los poderes públicos "la conservación y el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran, cualquiera que sea su régimen jurídico y su titularidad". Por ello, desde el partido Socialista sostenemos que, bajo este esquema, resulta inconcebible que el Ayuntamiento de Madrid trate de pervertir el sentido y contenido de las instituciones de la memoria histórica porque, en puridad, subvierte el propio orden constitucional en su propia esencia.

La Ley de la Memoria Histórica (LMH) prevé en su artículo 15 "la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura". El recurso que hemos presentado recuerda que ni Largo Caballero ni Indalecio Prieto encajan en ninguno de estos supuestos y que el acuerdo de Pleno se basa en la imputación a ambos de "acusaciones delictivas" sin fundamento que otorgan al acuerdo una "calumniosa motivación". Lo que actualmente se llama un "trumpismo", en referencia al afortunadamente ya presidente en funciones de Estados Unidos.

Frente a estas invenciones, no hay que olvidar el informe técnico firmado por más de 250 historiadores contra esas afirmaciones falsas para señalar que el acuerdo impugnado, fruto de una proposición al Pleno municipal de la extrema derecha, incurre en "el más puro y fanático revisionismo histórico", justo lo que trata de combatir la propia LMH e incluso condena la Unión Europea.

En un intento de empañar sus nombres, se les imputa a Largo Caballero y Prieto supuestas actuaciones criminales que no tienen nada que ver con la sublevación militar de 1936 ni desde luego con la represión durante la Dictadura, durante la cual se encontraban exiliados de España, falleciendo con gran pesar fuera de ella. Por lo que consideramos que de ningún modo el nombre de sus calles, las estatuas y ni siquiera la mencionada placa que se ordena retirar, exaltan su papel durante la Guerra Civil, durante la cual formaron parte de un Gobierno legítimo y constitucional contra la que aquella sublevación se produjo, pues su reconocimiento va mucho más allá.

Por todo ello hemos solicitado la suspensión del acuerdo o la adopción de medidas cautelares al ir en detrimento del interés general. El Ayuntamiento de Madrid ha actuado al margen de cualquier interés general, pues directamente optó por un consciente y premeditado uso torticero de la normativa en materia de Memoria Histórica.

Una vez presentado este recurso, seguimos trabajando con la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista, junto a nuestro sindicato hermano UGT, para ejercer también acciones penales contra los responsables de la retirada y rotura de la placa de Francisco Largo Caballero en la plaza de Chamberí, sin perjuicio de las que pudiera interponer por el mismo motivo el escultor Pepe Noja, cuya obra ha resultado parcialmente destruida.

Mientras, los restos escultóricos del homenaje al gran hombre que fue Francisco Largo Caballero residen en un rincón de un depósito municipal, el destino ha querido que estén junto a las placas de los 2936 nombres de los fusilados y fusiladas en las tapias del cementerio de La Almudena, arrancadas también por este gobierno municipal. Es el lugar donde el Gobierno de José Luis Martínez Almeida (PP) y Begoña Villacís (Cs) pretenden desterrar la Memoria Histórica.

No lo permitiremos.


También te puede interesar...


foto: Gayatri Malhotra
El PSOE recurre la retirada de homenajes a Largo y Prieto, y solicita la suspensión cautelar del acuerdo del Pleno

foto: Gayatri Malhotra
Impresiones sobre las elecciones de EE UU

REDES | SOCIALES


     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas




Volver arriba