INTERVENCIÓN DE ÁNGEL GABILONDO

DEBATE SOBRE ORIENTACIÓN POLÍTICA GENERAL DEL CONSEJO DE GOBIERNO -15 de septiembre de 2020-

Actualidad GPS | 15/09/2020
Escucha el artículo


La situación ha sido y es muy dura, y cualquier debate sobre política general en nuestra Comunidad ha de partir de esta consideración. Muy dura y dolorosa por las personas fallecidas y sus familiares, los enfermos, y por los afectados de una u otra forma.

Sería absurdo hacer oídos sordos a este dolor y a esta dureza, tan absurdo como no mostrar agradecimiento a quienes han combatido y combaten en esta pandemia, y la afrontan con generosidad y competencia.
Pero el debate de hoy es sobre la incidencia de la acción política del Gobierno para abordar los desafíos. Desde luego, todo ha estado sostenido en una inconsistencia, y su Gobierno es un Gobierno fallido porque, si de lo que se trataba era de reformar, no digamos de transformar o de regenerar la Comunidad de Madrid, no se ha hecho nada relevante. Fallido e inconsistente.
Bien desde el principio lo dijimos, “Madrid necesita un cambio de Gobierno y un cambio en el modo de gobernar, y en sus políticas”. Y lo reiteramos. La alianza que sostiene el actual Gobierno no ha propiciado ese cambio necesario. Entre incertidumbres y titubeos se ha quedado finalmente sin abordar la tarea.
Su discurso de ayer, en teoría sobre la orientación política general de su Gobierno, más bien pareció confirmarse como una recopilación de planes, de leyes y de gastos, mientras carecemos de un imprescindible nuevo presupuesto regional. Todo quedó reducido a una retahíla de propósitos. Más que una orientación resultó una desorientación, con pretensiones de discurso de investidura o de presentación de un programa electoral.

 

 

Parecería que para ustedes es suficiente con esgrimir la palabra libertad, en su acepción más abstracta, individualista y poco solidaria. Se apropia de un concepto poco comprometido de humanidad y pretende hacer de nuestra región un bastión, un baluarte, desviando así la atención de los efectivos problemas de Madrid. Ahora se evidencia hasta qué punto con una visión frentista, unidos los autodenominados liberales y los conservadores, al amparo de la derecha más extrema, han hecho ustedes del gobierno de la Comunidad de Madrid una sucesión de despropósitos: literalmente despropósitos porque sin juzgar sus intenciones, lo que vienen haciendo, está fuera de sentido o de conveniencia.
He evitado centrar mis consideraciones en su persona, señora presidenta. Y no pensamos distraernos con su antología de frases y señuelos. A pesar de su estrategia para confirmarse como personaje haciendo de las políticas del Gobierno de Madrid una apuesta personalista. Lo importante es valorar su gestión y evaluar los resultados, y su acción. Y, desde luego, para nosotros un factor determinante habría de ser la creación de condiciones y oportunidades para atajar la desigualdad y generar prosperidad.
La Covid-19 ha incidido de modo determinante. Lo sucedido ha dejado en evidencia su modelo de región y con efectos devastadores.
Siempre hemos buscado encontrar soluciones a los problemas de los ciudadanos, y aportar y colaborar para ese fin. Pero ustedes, señora presidenta, siguen empecinados en reducirnos a meros receptores de sus decisiones, aislándose en el círculo de sus próximos, para proseguir en preservar un modelo que entienden inmejorable. Y no lo es porque para empezar es injusto, y no sólo no resuelve sino que genera desigualdades y no afronta la pobreza.
La ciudanía, enfrentada a numerosos problemas y aun comprendiendo lo complejo de la situación, entiende como descorazonador e insostenible el Gobierno de la Comunidad. Y añado, y lo digo con respeto y con claridad, muy concretamente su labor como presidenta. Evito pronunciar aquí los calificativos, reiterados una y otra vez sobre su gestión, pero baste decir con sencillez que su gestión es mala y con graves consecuencias.

 

Respondemos a esos objetivos con iniciativas, con propuestas, con nuestra labor parlamentaria en una Asamblea, a nuestro juicio, menos reactivada de lo que requiere la situación, incluso frenada por los grupos conservadores. Y con ello ha generado una pérdida de confianza en la institución parlamentaria. Y una opacidad: la negativa a ofrecer información pública de los datos más significativos, lo que dificulta un debate público y el control parlamentario.
Los ciudadanos de esta región, incluso con independencia de su ideología o de a qué partido hayan o no votado, expresan reiteradamente el alto grado de improvisación, ineficacia e incompetencia en la que ha sumido a nuestra Comunidad durante estos meses. Y ha conducido a que haya sido cuestionada usted, tanto personalmente, como su Gobierno, por gran parte de la sociedad madrileña.
No pongo en duda la voluntad de su Gobierno ni su dedicación pero está claro que no ha respondido adecuadamente a la situación. Ni en el ámbito sanitario, ni en el de protección a nuestros mayores, ni en el educativo, ni en el transporte, ni en el apoyo a colectivos económicamente vulnerables, ni en la coordinación municipal, ni en la situación económica de las empresas y autónomos. Y mucho menos en la de los trabajadores por cuenta ajena, ni en la apuesta por los fondos europeos, ni en la lealtad y colaboración con el Gobierno de España.
Sin unos servicios públicos de calidad el colapso del sistema lastra las posibilidades de Madrid, y nuestra región pierde competitividad y genera desigualdad poniendo en riesgo la paz social.

  • “Alertados por el avance de la pandemia en Madrid”

La pandemia irrumpe en un contexto sanitario nada positivo.
1. Con una importante infrafinanciación. Somos la segunda Comunidad con menos gasto sanitario por habitante.
2. Hay una insostenible situación de la Atención Primaria en Madrid y esto es decisivo y no alardee delo que lo que propone es un plan de acción sin precedentes. Basta con detenerse en los datos. Los Centros de Salud están muy infradotados de personal y recursos. El gasto en Atención Primaria es un 21% inferior a la media de España. La situación actual es inaceptable.
3. Las listas de espera.
4. Los problemas de personal. Casi la mitad tiene un contrato temporal. En La Paz el 88% de los médicos menores de 40 años y el 70% de las enfermeras no tienen contrato estable.
5. El abandono de la Salud Pública. Componente vital de la seguridad sanitaria colectiva.
6. El déficit de una buena gobernanza de la Sanidad madrileña, ¿Por qué siguen sin cumplir la Ley 11/2017 de Buen Gobierno del Servicio Madrileño de Salud?
Ante la nueva fase de pandemia, hemos insistido en la importancia de reforzar extraordinariamente los servicios de Salud Pública y de Atención Primaria. Le propusimos contratar a todos los nuevos médicos de familia formados en la Comunidad. Desgraciadamente no hemos tenido éxito. Tampoco ha hecho caso a los expertos y profesionales sanitarios.
Volvemos a ser el epicentro de la pandemia en España. Quienes se ensañan de verdad con usted y su gestión son los datos. La primera obligación de su Gobierno era evitar un rebrote de casos y los medios para lograrlo son bien conocidos. Para ello su Gobierno básicamente lo que tenía que hacer de modo decisivo era contratar personal adicional para la Salud Pública, unos 2.000 rastreadores, y reforzar los Centros de Salud. 
Y usted no lo ha hecho.
Madrid, con el 14,2% de la población española, tiene más de un tercio de los casos Covid-19, de los hospitalizados y de los fallecidos. La incidencia acumulada de casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días era de 618, más del doble que el conjunto de España. Además, esta cifra esconde una desigualdad muy preocupante.
Según el informe epidemiológico semanal del pasado 9 de septiembre, en tres grandes ciudades de la Comunidad (Alcobendas, Fuenlabrada y Parla) la incidencia acumulada era superior a 700. Y en tres distritos de Madrid, (Villaverde, Usera y Puente de Vallecas) tenían tasas superiores a 900. Los datos por Zonas Básicas de Salud muestran que hay 10 con una incidencia acumulada superior a 1.000. Son los barrios con peores condiciones socioeconómicas los que también tienen peores condiciones en la pandemia. Una vez más, las desigualdades en salud reflejan la pobreza y las desigualdades sociales.
Nuevamente estamos preocupados porque pueda verse desbordado y bloqueado el sistema sanitario, los hospitales y las UCIs. Tenemos que evitarlo a toda costa.  Los datos no son buenos. Viernes 11 de septiembre: 18% de las camas hospitalarias estaban ocupadas por pacientes con Covid-19, el 47% de las del hospital de Vallecas, cuando la media de España era del 7,5%.
Y el problema es la tendencia creciente al empeoramiento de todos los indicadores de la evolución de la pandemia en Madrid.
No puedo dejar de citar la opacidad de los contratos relacionados con la Covid-19. Y, desde luego, la disparatada propuesta de una cartilla Covid, la construcción poco clara de un hospital de pandemias que ningún experto encuentra lógica, el continuo enfrentamiento desleal con el Gobierno de la Nación, la mala información y un largo etcétera.
Pero deseo centrarme en los puntos críticos para salir del grave peligro en el que estamos. Resulta imprescindible un plan de choque para detener el avance incontrolado de la transmisión del virus, incluyendo el funcionamiento reforzado de todos los Centros de Salud y la apertura de los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAPS).
Deje de lado, aunque solo sea por unos meses, la confrontación política, la obsesión mediática y el negacionismo de la realidad que le impide darse cuenta de la gravedad de la situación en que nos encontramos.
Para eso sí estamos a tiempo si su Gobierno rectifica y hace con urgencia lo que debe. Señora presidenta, basta de ensoñaciones sobre un Madrid irreal, la alternativa no ha de ser únicamente la posibilidad de un confinamiento total que nadie desea, y es su responsabilidad evitarlo.

  • “Se requiere contar con la comunidad educativa, más infraestructuras y la incorporación de personal”

La Educación en Madrid viene lastrada por un modelo triunfalista que es, en determinado sentido, segregador y discriminatorio.
La enorme presión sobre el sistema educativo en la pandemia ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de su Administración. Gracias al esfuerzo de la comunidad educativa, equipos directivos, profesorado, padres, madres y tutores, los alumnos pudieron afrontar, aunque con dificultades, el pasado curso.
Ustedes una vez más han derivado el peso de la responsabilidad a las direcciones y equipos docentes de los centros, han demorado hasta límites incomprensibles la incorporación de docentes o las soluciones sobre normas básicas de propuestas por las autoridades sanitarias. Nuevamente no coinciden los planes con la gestión de los mismos. ¿Dónde están los 11.000 profesores? La dotación de profesorado y espacios que reiteradamente le hemos solicitado, o la de un sanitario por Centro, o el convenio con los ayuntamientos para la financiación de la limpieza, etc. están sin resolver.
Los recursos destinados por el Gobierno de España para Madrid permitían haber sido más eficientes al respecto y, desde luego, es imprescindible un presupuesto que modifique el lamentable lugar que ocupa nuestra Comunidad en gasto por alumno, siendo insostenible que sea uno de los más bajos del país. Se precisa un acuerdo para incrementar el presupuesto de educación hasta el 3% del PIB regional.
No se trata de elaborar leyes, como la que propuso ayer, para blindar, ni para confrontar sino para buscar un acuerdo. Se precisa una ley integral de Educación en Madrid. Para, por ejemplo, abordar infraestructuras educativas y la incorporación de personal, atendiendo a su formación. Y no dude de que de ser así participaríamos para su elaboración que entendemos imprescindible.

El Gobierno de la Comunidad no puede seguir trabajando de forma unilateral en la gestión de la Educación y debe contar con la participación de las comunidades educativas y los agentes sociales para tomar decisiones de forma ajustada.
Solo así, la bajada de ratios será efectivamente real. Y, señora presidenta, no estamos de acuerdo con su afirmación de que todos los niños se contagiarán en algún momento, eso no debe ni siquiera plantearse. Ha de evitarse.

  • “El sistema público de servicios sociales debe avanzar hacia una reformulación del sistema de cuidados y de las residencias”

Y la máxima expresión de la dureza y dolor de esta pandemia ha sido lo sucedido en las residencias de mayores. La constatación de lo ya reiterado durante años de que el modelo era inadecuado, y con la confianza en que la Comisión de Investigación que impulsamos determine el alcance y las responsabilidades de lo sucedido, es unánime que resulta indispensable que el sistema público de servicios sociales avance hacia una reformulación del sistema de las residencias y garantice la calidad de los cuidados en todos los sentidos, y de hacerlo por ley. Desde luego a las personas mayores, a las personas con discapacidad y a quienes se encuentren en situación de dependencia.
Pero eso solo se logrará eficientemente de nuevo con más participación de las familias, del personal, de los expertos y de las organizaciones sociales y empresariales. Lo sucedido ha sido estremecedor y no puede soslayarse en modo alguno la asunción de responsabilidades.
Es imprescindible mejorar la gestión con una inversión adecuada y con más personal, abordar el problema de las ratios y dotar a este sector de un empleo de calidad. Se hace necesario una mayor implicación y coordinación del sistema sanitario y el social. Avanzar en protección social.
Reclamamos políticas sociales, garantía de ingresos y recursos para todas las familias madrileñas. En cuanto a la Renta Mínima, debe complementar el Ingreso Mínimo Vital hasta alcanzar estándares que les aseguren a sus perceptores una vida digna.
Y, si nos detenemos en la atención temprana, queda mucha tarea, porque hay que solucionar las listas de espera que se han estancado. Eran 2.438 niños y niñas a finales de año y el 31 de este agosto son 2.463.
O en las personas en situación de dependencia que están esperando su prestación y no llega a pesar de que ustedes prometieron acabar con esa situación (son 29.002 personas a finales de agosto), o la financiación adecuada de los servicios sociales municipales.
Y el decisivo incremento de la pobreza infantil y de las dificultades de este invierno de tantas familias en cuanto al pago de la luz y la calefacción. La pobreza energética es una asignatura pendiente de esta región.
Y no hemos de olvidar la importancia de los ayuntamientos de nuestra región, y la necesidad de que este Gobierno colabore lealmente con ellos. Municipios que han estado a la altura de las circunstancias en estos meses, a quienes agradezco su compromiso diario. Por cierto, aún no les ha pagado los gastos que ellos han adelantado durante el Estado de Alarma y que usted ya ha ingresado por parte del Gobierno de España.
Usted y su Gobierno de coalición de PP y C´s, apoyado por Vox, han impuesto, como principio rector para la gestión de la crisis, el mantenimiento de un modelo económico y productivo, de un modelo social que ha generado las mayores tasas de desigualdad de España. Desde el axioma de ser la Comunidad más rica en cuanto a PIB y PIB per cápita, tristemente hemos comprobado que ni siquiera después de una experiencia tan traumática como la que estamos viviendo han sido capaz de abrir paso a modificaciones de importancia.
Si no reconsideran seriamente estos planteamientos, nuestra región no será una Comunidad sino una sucesión de actividades, de intereses, de oportunidades, de condiciones, de posibilidades, que desde luego no alcanzarán a la mayoría de la población.
Sin proyecto, Madrid será una región rendida ante intereses particulares.
La Comisión de Estudio para la Recuperación -cuya creación propuso el Grupo Parlamentario Socialista- debería culminar con la aprobación de un dictamen que concite el respaldo más amplio posible de esta Cámara. Y que impulse un modelo productivo regional a partir de una transición económica justa, la digitalización, la creación de empleo, la cohesión social y territorial y la igualdad entre el hombre y la mujer.
Es imprescindible que la Comunidad promueva y elabore los mejores proyectos de cara al Plan que España presentará en Bruselas para articular en nuestro país el Fondo de Recuperación, aprobado por el Consejo Europeo. Esos proyectos deben tener como objetivo la transformación y resiliencia de la economía regional, y responder a una estrecha colaboración con los municipios, los agentes sociales, la sociedad civil y con la sociedad del conocimiento. A tal fin, una Comisión de Seguimiento y una Oficina de Proyectos serían instrumentos muy útiles. La población no puede ser el único argumento, no hablamos de un mero reparto, lo decisivo es presentar proyectos trasversales y reformadores.

  • “Es urgente articular una propuesta económica solvente”
Señora presidenta, en la pre-pandemia ya estábamos preocupados por la situación económica, social y laboral de Madrid. No basta decir que si Madrid no se recupera no se recuperará España. Ciertamente eso es decisivo, pero le reitero que las acciones sanitarias, de prevención, detección y aislamiento de casos si se hacen bien logran buenos resultados y minimizan la amenaza de la pandemia. Y eso es solidaridad, y eso es también economía.
Es su deber articular una propuesta solvente para la recuperación económica.
La situación es muy difícil. Si atendemos a los 539.664 trabajadores de nuestra región que fueron incluidos en un ERTE, aún quedan, a día de hoy, 175.900 en esta situación: un 22% del total del país. La cifra de paro en la región alcanza a 429.798 personas. Sus políticas no han sido efectivas y el escenario de la inacción de su Gobierno no es nada halagüeño.
Hablar de economía en Madrid es abordar la situación de la industria, del turismo y del comercio. Se necesitan nuevos planteamientos, más medidas y más iniciativa. Lo subrayan las empresas,  las PYMES y autónomos, también el Madrid rural, la agricultura y ganadería de nuestra Comunidad. Trabajemos juntos para lograrlo.

 

Esta reivindicación y este malestar no es cosa solo mía ni nuestra, proviene de sectores productivos, económicos, financieros, comerciales, empresariales, profesionales, instituciones y organismos. Y no simplemente es una opinión de parte sino que nace de la convicción de que por este camino, sin las reformas de calado ni acuerdos consistentes, augura una muy mala perspectiva para una sociedad que es, sin embargo, extraordinaria.
Falta un proyecto político de envergadura para una sociedad con talento, que genera arte, valores, ocio cultivado, industria, empleo, en definitiva, una sociedad que ha de cuidar e impulsar la Cultura y a las personas que tanto hacen por ella. Y no reducirla a una sucesión de espectáculos, sin duda de interés.
Una sociedad que urge incorporar innovación y transferir conocimiento y que puede hacerlo gracias a su tejido empresarial y a sus universidades.
Una sociedad cuyo futuro son nuestros jóvenes, con quienes se deben diseñar programas de formación, de vivienda y de empleo, para lograr su emancipación y la generación de nuevas oportunidades a la región.
Una sociedad plural y diversa, que incorpore la agenda feminista para una efectiva igualdad entre mujeres y hombres, y que combata la violencia de género con herramientas eficaces.
Una sociedad que es consciente de la importancia de cuidar su medioambiente, la calidad de aire de sus ciudades y entornos, que luche contra el cambio climático. Y en esto, me reitero, todavía estamos en un Madrid inexplorado.
El Gobierno regional aún no ha afrontado los presupuestos para el ejercicio 2020. Y no siempre los planteamientos presupuestarios de su Gobierno han correspondido a las necesidades para abordar los efectos de la crisis. Hemos reclamado insistentemente la necesidad de nuevos presupuestos que respondan a la realidad madrileña. Los actuales quedan obsoletos para afrontar las medidas necesarias frente al impacto económico y social de la crisis. El desmesurado incremento en pocos años de la deuda, manteniendo a la par servicios públicos infra-presupuestados, muestra que hay un problema grave en la concepción y ejecución presupuestaria.

Su política más bien parece empeñada en que las consecuencias del Covid-19 sean financiadas, incluso con endeudamiento, pero sin que se modifiquen en absoluto los planteamientos de la Comunidad de Madrid. Parece que su única propuesta es que todo debe ser sufragado desde el Gobierno de España o la Unión Europea, para proseguir en la misma, Pero, señora presidenta, la nueva situación requiere, más que nunca, un esfuerzo presupuestario de la Comunidad de Madrid con un nuevo planteamiento de la deuda y con una nueva política de ingresos que permita el sostenimiento del empleo y el tejido productivo. Es en este punto donde el debate es decisivo y si en esto no hay aproximación de poco valdrá su catálogo de frases. ¿Está ya negociando el presupuesto? ¿Con quién?

  • “Encontramos censurable este Gobierno y trabajamos para que se produzca un cambio”

Hay por nuestra parte una responsabilidad y una obligación. La de acceder a gobernar. Y si la hay es para promover el cambio que precisa Madrid. Y no lo hacemos individualmente, y ni siquiera solo para los más de 880.000 ciudadanos que nos votaron, sino pensando con ellos en toda la ciudadanía madrileña.
Es cuestión de lograr las mayorías para que eso sea posible, pero no de cualquier manera ni a cualquier precio. Y menos al precio de no poder gobernar de acuerdo con las necesidades de modificación y de cambio que requiere Madrid. A favor de una no discriminación y de una mayor igualdad. Y dado que encontramos censurable este Gobierno, trabajamos para que  se produzca un cambio. Pero éste no puede ser nuestro único objetivo y menos aún en esta situación que hemos calificado de dura y dolorosa.
Si pensamos que ha de lograrse esa mayoría es porque, a nuestro juicio, no se está gestionando adecuadamente la situación y no nos bastará con subrayarlo, ni con llenarlo de calificativos o descalificativos. Proseguiremos trabajando para resolver los problemas, dentro de las posibilidades tantas veces limitadas al no participar de la acción del Gobierno.
Son quienes conforman el propio Gobierno, o lo apoyan, quienes han de considerar si esta situación es sostenible. Y es usted, señora presidenta, la que debe valorar si está en las condiciones para poder hacerlo.
Podemos disentir y debatir sobre procedimientos entre todos aquellos que consideramos que es imprescindible cambiar el Gobierno de Madrid.
Pero es indudable que ello requiere una determinada mayoría para conseguirlo, si es que efectivamente queremos ese cambio, algo que difícilmente será apoyado por quienes forman parte del Gobierno mismo. Salvo que el Gobierno se desarticule y sea posible articular nuevas mayorías.
Y en esto es evidente que ya nuestra eficacia, en lo que consideramos que es necesario, depende también de la palabra de otros, por ejemplo: ¿qué es lo que piensa hacer Ciudadanos? ¿O es que no tiene nada que ver con lo que sucede?
Podemos debatir sobre planes y estrategias pero trabajamos para unir y unir para cambiar. Y estamos, por supuesto, abiertos a incrementar esos procesos de unidad de acción en esa dirección. Y a utilizar los mecanismos parlamentarios para lograrlo, insisto, para lograrlo. No solo para reivindicarlo.
Estoy absolutamente dispuesto como candidato más votado, del Partido mayoritario, del Grupo Socialista, a proseguir en esa tarea y asumir con responsabilidad la que me corresponde. La que nos corresponde. Estamos dispuestos.
Pero ahora lo determinante es combatir la pandemia y sus secuelas y adoptar las decisiones imprescindibles de modo conjunto. Y esto es lo que la ciudadanía nos requiere de modo inminente. Esta es su prioridad. Y esta es nuestra prioridad. Y no nos distraigamos en controversias infecundas.
Sin embargo, su Gobierno trabaja en la añoranza de conservarse en su modelo, de acomodarse en sus políticas y de volver a las andadas. Y ese lugar ya no existe. Ni eso ocurrirá. Ni es justo que lo fuera. Y trabajamos y trabajaremos para que no suceda.




También te puede interesar...


Causapié: ¨PP y C´s quieren dejar sin voz a los familiares de fallecidos en residencias¨


•Según Lorena Morales, ¨estos datos nos deberían hacer reflexionar como sociedad y, desde luego, deberían mover a la acción al Gobierno regional¨


Nueva regulación sectorial. -El Grupo Parlamentario Socialista culmina su ronda de reuniones con el sector del Taxi y VTC.-¨ - El PP impone la lectura única en la tramitación de la reforma de la Ley del Suelo


El Grupo Parlamentario Socialista denuncia que ¨eluden la transparencia e impiden formular enmiendas¨ - El PP impone la lectura única en la tramitación de la reforma de la Ley del Suelo


El Gobierno de Ayuso no facilita la información


Tras reunirse hoy con la presidenta de la Comunidad de Madrid


Tras reunirse hoy con la presidenta de la Comunidad de Madrid


Es imprescindible reforzar el servicio con más trenes y maquinistas


Ángel Gabilondo pide al consejero Alberto Reyero que no deje abandonadas a las familias necesitadas en la transición entre el Ingreso Mínimo Vital y la Renta Mínima de Inserción Comunitaria


El Grupo presenta una iniciativa para que los fondos vuelvan a las corporaciones


El Grupo Parlamentario Socialista denuncia que las familias que reciben la Renta Mínima de Inserción están siendo ¨abandonadas¨ por el Gobierno regional


REDES | SOCIALES


     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas



     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas


Volver arriba