EL SOCIALISTA Nº 68 05 de junio de 2020

EDITORIAL DE 'EL SOCIALISTA'

La gran revolución verde

Con la Estrategia Española de Economía Circular 2030, nuestro país sigue cumpliendo los compromisos de la declaración de emergencia climática y procurando que la recuperación de España sea sostenible, eficiente e innovadora, modernizando nuestra industria y facilitando oportunidades de empleo.

05 de junio de 2020 | El Socialista -
Nº 67 29 de mayo de 2020
Escucha el artículo

Imagen del vídeo difundido por el PSOE en el Día Mundial del Medio Ambiente

Editorial de El Socialista

 

La percepción del medio ambiente en nuestro país ha cambiado mucho en las últimas décadas. Se ha producido una transformación similar a la que se ha observado en la mayoría de los países de nuestro entorno. Desde los primeros conservacionistas, los proteccionistas del entorno natural y el movimiento antinuclear la evolución ha sido evidente. La toma de conciencia de nuestra fragilidad vino con el hallazgo sorprendente del agujero de la capa de ozono, con la certeza de que somos el acelerador del cambio climático y del descubrimiento de cómo el deterioro de la biodiversidad influye de manera directa en nuestra salud. La realidad y la evidencia han terminado fijando la agenda del futuro.

En este contexto el Parlamento Europeo declaró la Emergencia Climática el 28 de noviembre de 2019. Fue el pistoletazo de salida para la adopción de una serie de medidas que determinan la legislación de los estados miembros de la Unión Europea. Así con la aprobación de la Estrategia Española de Economía Circular 2030 y el anteproyecto de Ley de residuos y suelos contaminados que aprobó el pasado martes 2 de junio el Consejo de Ministros "Seguimos dando cumplimiento al conjunto de compromisos incluidos en la declaración de emergencia climática y procurando que la recuperación de España sea sostenible, eficiente, innovadora, modernizando nuestra industria, y facilitando oportunidades de empleo" declaró al Vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera.

Con este anteproyecto el Gobierno quiere impulsar "una renovación y actualización de nuestro marco de economía circular" un término con el que sin duda deberemos familiarizarnos a partir de ahora y que está en línea "con las recomendaciones de Naciones Unidas, no sólo por razones ambientales, también por razones de solidaridad, porque constituye uno de los grandes despilfarros, mientras hay personas que no tienen recursos, hemos decidido impulsar una renovación y actualización de nuestro marco de economía circular".

El texto que comienza ahora su tramitación quiere alcanzar dos objetivos. Por un lado, pretende establecer medidas destinadas a proteger el medio ambiente y la salud humana mediante la prevención y reducción del impacto global del uso de los recursos, mejorando en términos cualitativos la mejora de su eficiencia. Y por el otro, busca aplicarlas a determinados productos de plástico para prevenir y reducir su impacto en el medio ambiente, en particular el medio acuático, y en la salud humana. Se pretende, en definitiva, eliminar los plásticos de un solo uso.

No deja de ser una ironía que sea el desastre medio ambiental que supone la generación de los residuos lo que produzca un cambio en el paradigma económico. Estamos ante el principio del fin de la obsolescencia programada, del proceso económico del gran despilfarro, de la producción sin control y el del crecimiento desmesurado. El valor de los productos, de los materiales y de los recursos deben mantenerse en la economía. El crecimiento debe ser sostenible.

La producción de bienes y servicios ha seguido el patrón de "usar-consumir-tirar". Este modelo lineal, que es inherente a la economía liberal, conlleva un intensivo uso de productos naturales y crea una insoportable presión sobre el medio ambiente siendo el origen de los síntomas más graves de enfermedad que manifiesta nuestro pequeño planeta. El cambio climático o la pérdida de biodiversidad son, tal vez, las muestras más llamativas y las más preocupantes de esta nueva gran crisis planetaria que se avecina y a la que ya tenemos que enfrentarnos.

Ahora la economía tiene que ser circular. Cambia el concepto de "caducidad" por el de "conservación" y el de "consumo" por "uso". Es el mantra de las tres erres: Reducir, reciclar y reutilizar. La apuesta definitiva por las energías renovables, la limitación de las emisiones industriales de CO2, el control de residuos que aborda este proyecto de Ley son las primeras líneas de actuación. Se nos impone la necesidad de racionalizar la producción económica, ya no por una desigual relación social sino por la supervivencia misma de nuestra especie.

Da la impresión que la crisis sanitaria todo lo acelera. Existe la sospecha fundada de que el desorden planetario es el responsable de que alrededor del 75% de las enfermedades infecciosas emergentes en humanos tengan su origen en animales. Por eso es necesario comenzar a implementar medidas en este nuevo contexto productivo y estas deben dar "como resultado una recuperación robusta, sostenible, justa e inclusiva" y como hemos oído en palabras del presidente del Gobierno "sin dejar a nadie atrás"

Existen inexplicablemente negacionistas que pueden decir que esto es cosa de cuatro románticos iluminados enamorados de la naturaleza. Pero esta estrategia es plenamente coherente con las principales iniciativas internacionales como lo son el Acuerdo de París sobre el cambio climático, el Pacto Verde promovido por la Comisión Europea, la declaración de Emergencia Climática y Ambiental aprobada en el seno del Parlamento Europeo, la propuesta "Green-deal" de grupo Socialista Europeo, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible propuesta por Naciones Unidas y con la declaración de Emergencia Climática y Ambiental aprobada en enero de 2020 por el Gobierno de Sánchez.

Naciones Unidas celebra el cinco de junio el Día Mundial del Medio Ambiente. Es la fecha más importante en su calendario oficial para fomentar la acción ambiental. Este día se eligió como conmemoración del inicio de la Conferencia de Estocolmo en 1974 en la que se aprobó la creación del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP).

El programa UNEP considera que hay una relación intrincada entre los seres humanos y las redes de vida. La biodiversidad tiene una relación con todos los aspectos de la salud humana. Realizar cualquier cambio o eliminar cualquier elemento de la red afecta a todo el sistema y puede producir consecuencias catastróficas. El planeta no nos necesita, nosotros necesitamos al planeta.

También te puede interesar...



Imagen del vídeo difundido por el PSOE en el Día Mundial del Medio Ambiente
*Asumir nuestro lugar en la naturaleza.

RESUMEN SEMANAL
Nuestra semana en imágenes, del 29 de mayo al 4 de junio

A lo largo de las 43 ocasiones en que se ha celebrado hasta ahora el Día Mundial del Medio Ambiente mucho ha cambiado la percepción por todo lo que tiene que ver con el cuidado de nuestro pequeño planeta azul. Sin embargo, ya en 1979, ...
Sucedió en.... 1979. El medio ambiente en la negociación del Plan Energético

Es el momento de construir una "nueva normalidad" sostenible y justa. ¿Te unes al Pacto Verde?
En el Día Mundial del Medio Ambiente, las y los socialistas apostamos por un Pacto Verde para Europa

'Hoy por hoy', cadena SER
"El Gobierno ha tenido una sensibilidad especial por la cultura y el deporte durante la crisis" [+]

"20 minutos"
"No hay límite de tiempo para recibir el Ingreso Mínimo Vital, pero buscamos la inserción laboral" [+]

nuevatribuna.es
"El IMV, un nuevo hito en el estado del bienestar" [+]

REDES | SOCIALES


     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas



     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas


Volver arriba