MANADAS vs JAURÍAS

Mucho se ha hablado en los últimos meses sobre las manadas de hombres que practican sexo en grupo mediante el seductor procedimiento de ejercer la violencia sexual contra una mujer indefensa, sea esta adolescente o joven...

25/11/2019 | Marlis González Torres. | Vicepresidenta de Sexólogos sin Fronteras
Eva Blue

Estos hechos se repiten de manera tan insistente que cabe preguntarse ¿Es España un país de manadas? Responder, sin embargo, no es tan fácil. Ni siquiera es fácil.
Como muchos ciudadanos y ciudadanas estoy atónita desde hace un tiempo largo. Desde que salió a la luz la actuación de la manada de Pamplona. Y no fueron los hechos, ni su descarnada descripción en los medios, ni la situación de indefensión de la víctima lo que me dejó en ese estado sino la pregunta de ¿habría más manadas? ¿Cuántas?

Soy de la opinión de que, cuando un hecho terrible sale a la luz, nunca es un hecho aislado sino un hecho no descubierto hasta el momento. Como así se demostró cuando la policía incautó un video en el que los mismos delincuentes sexuales abusaban –también juntos- de otra chica. Es decir, repetían su comportamiento y también la exhibición del mismo.

Y lo repetían, asimismo, los observadores o mirones a los que los delincuentes sexuales reenviaban estos videos. Sin esa observación de otros externos al grupo e, incluso sin la observación intragrupo proporcionada por los otros miembros de la manada, no habría tal comportamiento. Porque uno de los objetivos del mismo es su exhibición para demostrar su masculinidad, para colocarse en el nivel superior del ranking de popularidad en el conjunto de varones al que la actuación o video que la difunde, va dirigido, los consumidores.

Y, tal como me temía, no es aislado. Según el portal GEOVIOLENCIA https://geoviolenciasexual.com/ en lo que va de año 2019 llevamos 63 casos, 8 de ellos se han producido en septiembre y octubre.Callosa,  Algeciras, Villajoyosa, Manresa, por citar algunas, y otras que están por descubrir

Yo no concuerdo con el uso del término manada. Prefiero el término jauría.

Si tomamos las definiciones que hace la RAE, Manada sería el conjunto de animales de la misma especie que andan juntos mientras que Jauría sería el conjunto de perros que levantan la caza en una montería o el conjunto de quienes persiguen con saña a una persona o a un grupo. En ambos casos, en la jauría hay agresividad y violencia para con los destinatarios de la acción.

En los mamíferos, las manadas no son agresivas salvo cuando salen de caza, entendida ésta como necesidad de conseguir alimento para comer. Y solo muestran esa agresividad atacando a aquellos animales a los que depredan. Por ejemplo, los lobos: si no tienen hambre y no van de caza, no atacan. Y cuando lo hacen es sobre otras especies animales de las que son depredadores.

El sujeto humano es un animal mamífero, tiene rasgos y características que comparte con el resto de mamíferos. Puede andar en manada o grupo pero no depreda a los de su propia especie, no los necesita para comer.

Por eso, para estos sucesos, le cuadra la segunda definición: Jauría. Tomando el ejemplo de los perros en una cacería que acosan al animal, lo asustan, lo persiguen hasta que le dan caza o exhausto se rinde, los componentes de la mal llamada manada son un grupo de sujetos que persiguen a otro (una chica) con una finalidad concreta que les proporciona a ellos placer inmediato y, en cambio, a ella la dañará por un tiempo no determinado que puede ser tan largo como su vida.

Actuar en jaurías es la consecuencia de vivir en una sociedad donde funciona el mito de la masculinidad tradicional: el hombre es fuerte, ejerce el control y la fuerza, y demuestra su masculinidad a través de la sexualidad y de la sumisión de la mujer. Como ocurre en el caso de la actuación de las jaurías mencionadas.

Pero este y otros mitos -definidos como creencias estereotipadas que son falsas, sostenidas de forma persistente y amplificadas por cualquier medio- no son más que factores que ayudan al mantenimiento de la verdadera causa de la VG, como es el patriarcado. Este se propaga a través del machismo, su instrumento, y a la pervivencia del machismo le ayudan los mitos.

¿Cómo podemos evitar la existencia de jaurías? No será fácil pero a medida que a través de Educación Sexual Integral podamos ofrecer a las nuevas generaciones otra forma de vivir su sexualidad, de ser masculinos sin ser violentos, estos comportamientos descenderán. ¿Por qué? Porque ya no será preciso para ser masculinoactuar con fuerza hasta que la mujer se someta, porque la vivencia sexual ya no será algo que publicar para ser aceptado socialmente, la exhibición estará mal vista, porque la sexualidad será, por fin, encuentro y no control y poder.

Además de la medida educativa anterior, obviamente que habrá que seguir deteniendo y juzgando a los perpetradores, formando a jueces y personal de la administración de justicia, adecuar el código penal a este tipo de delitos y un largo etc. que derivado de los nuevos modos de relación habrá que atender.

REDES | SOCIALES


    twitter | PSOE Chamberí

    facebook | PSOE Chamberí

    twitter | Marlis Gonzalez @Marlyse24

     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas


     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas

Volver arriba