   viérnes 04 de octubre de 2019

Estabilidad y progreso

Estabilidad y progreso

España necesita un Gobierno que aporte certezas y no uno de prueba. El 10N se decide si hay más bloqueo o caminamos hacia la estabilidad y el progreso.

04/10/2019

Editorial de El Socialista

 

Tras siete años de recortes, corrupción y ausencia de reformas ambiciosas para encarar los retos del futuro, el pasado 28 de abril los españoles y españolas decidieron avanzar y encargaron al PSOE, a través de una rotunda victoria electoral que se vio ampliada un mes después, el 26 de mayo, que formase Gobierno y pusiera rumbo hacia un país con mayor justicia social, regeneración democrática y convivencia.

Ese resultado, sin embargo, no conllevó la formación de un Ejecutivo, porque PP y Ciudadanos, que no tenían opción alguna de mantenerse en el poder dados sus resultados, optaron por no asumir el veredicto de las urnas y bloquearon España, y porque Unidas Podemos reclamó para sí el papel de vigía de los socialistas, la creación de un Gobierno paralelo, y la gestión de áreas en las que carece de toda experiencia, es decir, cuestiones que iban contra el interés general del país. Iglesias llegó a rechazar una vicepresidencia y tres ministerios sociales, y bloqueó por cuarta vez la investidura de un candidato socialista.

Lo cierto es que PSOE y Unidas Podemos mantienen también diferencias notables sobre la crisis catalana. Como ha resumido gráficamente Pedro Sánchez esta semana, un Gobierno de coalición habría significado que la mitad del Ejecutivo habría defendido la Constitución mientras que la otra mitad habría denunciado la supuesta existencia de presos políticos en España. Esta fórmula de Gobierno, además, otorgaba a los votos de ERC un peso determinante, y todo ello a las puertas de la sentencia del procés.

Ahora que el independentismo juega con fuego y evita condenar indicios de acciones violentas, ahora que la economía se enfría y que la guerra comercial entre EEUU y China amenaza a Europa y a las empresas españolas, ahora que se acerca la fecha del Brexit y que la incertidumbre se extiende, ahora que la emergencia climática nos envía cada vez más señales de alarma, es ahora cuando España necesita un Gobierno estable, de progreso, que no dependa del independentismo y que actúe para mejorar la vida de las personas.

Así pues, la disyuntiva que se decidirá en las urnas este noviembre es si España sigue sumida en el bloqueo o si se forma un Gobierno capaz de abordar las reformas que necesitamos. Reformas que tienen que ver con el empleo digno y la sostenibilidad de las pensiones, la plena igualdad entre hombres y mujeres, la digitalización, la transición ecológica, la justicia social y la lucha contra la desigualdad, los nuevos derechos civiles –como el reconocimiento del derecho a la eutanasia– y la cohesión territorial de España en una Europa federal.

De cara al 10N, las derechas siguen enfrascadas en su guerra particular con el fin de dirimir el liderazgo de la oposición, y el espacio a la izquierda del PSOE continúa fragmentándose y reconfigurándose con cada cita electoral. Cada vez hay más partidos y ofertas electorales, y cada vez resulta más evidente que son los socialistas quienes con mayor claridad han sido capaces de dibujar un proyecto para hacer realidad una España que sintonice con los valores de la mayoría de la sociedad.

Lo deseable es que la campaña electoral permita visualizar esas propuestas y que no quede embarrada en reproches o lamentos por lo que pudo ser y no ha sido aún. De las urnas debe salir un Gobierno que aporte certezas y no un Gobierno de prueba, un Ejecutivo fuerte y progresista y no un gabinete hipotecado por la aritmética parlamentaria y dependiente de socios poco fiables. Los españoles y españolas deben reafirmar el sentido de su voto si su voluntad de estabilidad y progreso es firme.


Estabilidad y progreso





TAGS | ARTÍCULOS RELACIONADOS

     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas


     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas

Volver arriba