     Actualidad | Noticias actualidad
actualidad | opinión | debate | entrevistas

   domingo, 23 de febrero de 2019

"Por Chamberí" MP2r | Carta a los Reyes Magos. Barrio de Gaztambide Publicado el domingo, 23 de febrero de 2019

Carta a los Reyes Magos. Barrio de Gaztambide

El barrio está limitado por las calles Alberto Aguilera, Blasco de Garay, Cea Bermúdez, Isaac Peral-Arcipreste de Hita-Princesa. Estas tres últimas calles separan los distritos de Chamberí y  Moncloa.

Es el barrio más pequeño en superficie y de mayor densidad de población.

En mi opinión es, con diferencia, el barrio más conflictivo de Chamberí y esta conflictividad viene de lejos.

Cuando se construyeron los edificios de viviendas de Aurrerá, estaba considerada como una zona de alto nivel. Las viviendas eran caras y algunas tenían (y siguen teniendo) unas vistas  espectaculares.  

La alegría duró poco a los residentes. El patio interior está lleno de locales comerciales. En los años 80 se llegaron a instalar más de 50 bares.  Las peleas, broncas, conflictos con los vecinos, etc. eran monumentales. Se puso una comisaría de policía que tampoco controlaba la situación. El Complejo Aurrerá,  que se conocía por todos los amantes de la noche madrileña como “los bajos de Argüelles“, se convirtió en un infierno para los vecinos.

Las asociaciones de vecinos y muy especialmente una creada por los propios residentes en el complejo, afectados directos de la situación, consiguieron que en 2010 se declarase Zona de Protección Acústica Especial. Esto supuso alguna mejora, que no la solución de los problemas. Los vecinos no han dejado de reivindicar y pleitear contra el ruido y por su derecho al descanso.

Aurrerá convivía (y convive) con otro foco de conflicto que es Galaxia. Otro complejo de viviendas y locales comerciales construido a finales de los 60 sobre lo que había sido la fábrica Gal. El nivel de conflictividad es importante sin llegar a la situación de Aurrerá.

En 2017 la Zona de Protección Acústica Especial se amplió hacía Galaxia, afectando a parte de las calles Hilarión Eslava, Fernando El Católico, Fernandez de los Ríos y otras.

Casa de las Flores
Edificio Galaxia
La realidad es que estas medidas han paliado,  no solucionado, los problemas de convivencia de este barrio.  

Por esto, en esta carta a los que serán nuestros Reyes Magos en el Ayuntamiento de Madrid, los próximos 4 años, les pido medidas contra el ruido y en favor de la convivencia. Al ruido que se produce por la entrada y salida de los locales de ocio se suma el de los que,  una vez cerrados los locales, se quedan por las calles haciendo botellón.

Por si es poco, hay que añadir la proliferación de locales de comidas preparadas que, en muchos casos, se han convertido en nuevos bares. La Zona de Protección impide la implantación de más locales de ocio. Algunos han encontrado otro modelo de negocio que,  buscado los resquicios legales, hacen de bares.

Pido a quienes tengan nuestros designios en sus manos que se regule de una vez y de forma eficaz contra la implantación de estos negocios que son foco de ruido, suciedad, además de competencia con los bares y locales de ocio regulados. Hay tal cantidad de figuras legales para este “comercio” que parece ser fácil buscar agujeros en las normas.

Los horarios de cierre de los locales de ocio, las terrazas de bares, locales de comida para llevar, comercios de conveniencia, comercios de 24 horas, barras de degustación y no sé si alguno más, pido que sean motivo de revisión. Es incompatible el descanso de los residentes con la proliferación de locales que tienen  autorización para estar abiertos hasta altas horas de la madrugada.

El barrio de Gaztambide tiene otra peculiaridad. Aunque en todo el distrito hay muchas viviendas en alquiler, este barrio es el que tiene más viviendas en esta situación. Su cercanía a la ciudad universitaria tiene mucho que ver con esta realidad.

Los estudiantes han sido, y son, una fuente de vida del barrio. Es sabido que los pisos de estudiantes, en no pocas ocasiones, son motivo de problemas en el vecindario por las fiestas, las entradas y salidas a altas horas, etc. Aun así, salvo alguna llamada a la policía por ruidos, no son un colectivo conflictivo para el barrio.

El problema más grave,  en lo que al alquiler se refiere,  es el creciente uso de los pisos para viviendas de uso turístico. Este sistema de alquiler ha tirado al alza de los precios y muchos estudiantes abandonan el barrio en busca de otros más baratos. La conflictividad crece, lo mismo que la inseguridad  debido a que los usuarios de las viviendas de uso turístico ocupan las viviendas solo días mientras que los estudiantes son residentes todo el curso que, de alguna manera, se integran en el vecindario.  Pido en mi carta a los Reyes Magos que se tomen medidas para evitar la proliferación de viviendas de uso turístico. Se tomen medidas para regular las subidas de los alquileres. Se tomen medidas para no expulsar a los residentes de sus barrios.

En el Hospital del Generalísimo en Isaac Peral, bajo los últimos gobiernos municipales del PP se anunció la construcción de  oficinas y residencia para personal del ejército.  Posteriormente anunciaron que se dedicaría a servicios relacionados con la Administración, aparcamiento y zona verde. Pasados los años el edificio sigue en el limbo.  En mi carta de hoy pido se estudie la dedicación de ese edificio a dotaciones bien de distrito u otras: culturales, de salud; geriátricas, etc.

Pido a nuestros gobernantes-reyes magos de la Comunidad de Madrid que  se acaben las obras del Centro de Salud de Andrés Mellado (lo que fue el Dispensario de Universidad) y que lleva años cerrado.

Un edificio singular de este barrio es la Casa de las Flores. Siempre que paso por delante pienso que es una pena que llamándose Casa de las Flores, sus hermosos balcones no estén plagados de ellas. Qué decir de ese magnífico jardín central, propiedad privada y cerrado a cal y canto. El Ayuntamiento tendría que invertir para que llenen de flores sus balcones. Pido en mi carta un convenio de colaboración para que, con financiación municipal, los balcones de la Casa de las Flores, respondan a ese nombre.

Carta a los Reyes Magos. Barrio de Gaztambide
El Mercado Guzmán el Bueno (de la calle Andrés Mellado) merece alguna atención municipal. Su actividad está bajo mínimos. El gobierno municipal (este y el anterior) han convertido los mercados en bares. Pido en mi carta a los Reyes Magos que se revitalice el Mercado de Guzmán el Bueno como mercado tradicional y se implanten pequeñas industrias relacionadas con la alimentación. Pido que se estudie la instalación –mediante ayudas públicas- de pequeños artesanos de la alimentación. ¿No se podrían instalar cosas tales como  quesería, tahona, etc., que a su vez sirvieran como centros de formación? Si son compatibles los bares con las pescaderías ¿Por qué no lo van a ser estas actividades?

Gaztambide, como todo el distrito, tiene pocas zonas verdes. Pensaba pedir el arreglo del Jardín de San Jose de Calasanz, (aunque creo que son más conocidos por Joaquín María López, por la calle en la que están) pero paseando por el barrio veo que lo están arreglando. Por lo que me cuentan llevan varios meses de obra, algo inexplicable para el vecindario.

Además de este, creo, sólo hay otra pequeña zona verde (por llamarlo de alguna forma): El Jardín del Concejal Alejandro Muñoz Revenga. Frente a este,  cruzando la calle aunque es del barrio de Arapiles, el jardín Jose Luis Sampedro.

Aunque del distrito de Moncloa, al límite del barrio, tenemos el magnífico Parque del Oeste, lugar espectacular para pasear y para ver las puestas de sol.  Por pedir, pediría un buen acceso peatonal al Parque del Oeste. Llegar desde Isaac Peral, aunque es sólo una manzana, no resulta sencillo por las calles anchas y con mucho tráfico que hay que cruzar.

Pienso que, en este barrio,  solo queda un cine abierto: la Sala Berlanga. Vino a llenar el lugar dejado por el cine California que cerró hace más de 20 años después de haber sido sala de cine, filmoteca y sala de arte y ensayo. En Chamberí que hubo tantos cines y han desaparecido casi todos, en esta carta me gustaría pedir alguna figura de protección para esta sala que primero conoprimero como California y ahora como Berlanga, lleva funcionando desde 1949.

Madrid 24 de febrero de 2019



TAGS | ARTÍCULOS RELACIONADOS