   jueves, 28 de febrero de 2019

Por Adolfo Piñedo Simal | Primera semana de campaña | https://adolfopinedosimal.wordpress.com | publicado. 27/02/19

Primera semana de campaña



 

Aunque la ley acota la campaña electoral a los quince días anteriores a las elecciones, la realidad es que estamos en campaña desde el mismo momento en que se convocan. Formalmente, hay la precampaña y hay la campaña pero en realidad son lo mismo. Así es que la pasada fue la primera semana de campaña y vale la pena observar cómo ha empezado.

Los sondeos electorales coinciden en que el PSOE arranca en cabeza, seguido de PP y Ciudadanos. Tras ellos marcha Unidas-Podemos y cierra el pelotón Vox. En ese alineamiento coinciden todas las encuestas y discrepan en los números concretos, que deben tomarse con cautela porque el día de la votación está lejos y pueden ocurrir muchas cosas hasta entonces. Así pues, hay que limitarse a valorar los aspectos cualitativos y no cuantitativos.

El caso es que el PSOE parte con ventaja y con muchas probabilidades de mejorar el resultado de 2016 así como los pronósticos previos a la moción de censura. Lo cual indica que la moción de censura y la estrategia de hacer campaña desde La Moncloa, tomando medidas que esbozan un programa social, ha sido acertada. Los que opinaban que la "mayoría Frankenstein" o que el diálogo con los independentistas hundiría al PSOE no han acertado. Insistiendo en esa estrategia, Sánchez ha puesto en marcha nuevas medidas sociales que, aunque no sean aprobadas por las Cortes sirven para lanzar un mensaje social. El acuerdo de sacar a Franco del Valle de los Caídos y, a la vez, visitar las tumbas de Azaña y Machado refuerzan el perfil ideológico del PSOE. Finalmente, el "Manual de Resistencia" trata de presentar a Sánchez como un líder atractivo, un hombre sin hipotecas y con capacidad de nadar contra corriente, superando la adversidad. Medidas sociales que revierten los recortes de Rajoy, un perfil ideológico claramente en la izquierda y un líder sin ataduras y tenaz, todo ello es un buen inicio de campaña.

El PP y Ciudadanos no compiten por el primer puesto sino por el segundo y ambos sufren por la irrupción de Vox. Un estudio postelectoral en Andalucía dice que la mitad de los votos de Vox vienen del PP y un cuarto de Ciudadanos. Este dato es el que hace que tanto PP como Ciudadanos se hayan inclinado hacia la derecha. En particular, la principal iniciativa de Ciudadanos ha sido anunciar su negativa a cualquier acuerdo con el PSOE alegando los supuestos acuerdos de Sánchez con los independentistas. Pero lo cierto es que mucho antes Ciudadanos decidió romper con Susana Díaz, nada sospechosa de acordar nada con ningún independentista. La verdad es que los sociólogos de cabecera les advierten de que hay una franja de voto que duda entre Vox y Ciudadanos y para tratar de contener la hemorragia lo que se les ha ocurrido es anunciar que nunca, nunca pactarán con el PSOE. Lo cual implica que, si dan los números, Ciudadanos participará en un gobierno con PP y Vox. Sinceramente me parece una torpeza porque si para competir con un rival haces la política de este lo que pasa es que acarrerás votos al rival. Me parece que en el voto a Vox hay una especie de voto de protesta contra los políticos que no han sabido arreglar los problemas y en ese saco de los políticos están tanto los del PP como los de Ciudadanos. Ese voto de protesta es inmune a los llamamiento al voto útil o a cantos de sirena.

PP y Ciudadanos intentan que la crisis catalana sea el tema exclusivo de su campaña. Los indepes hacen lo mismo. Para marcar el inicio del juicio al "procés" han convocado una huelga general que ha contado con el apoyo de la Generalitat y que ha sido un fracaso, lo cual implica un menor nivel de movilización del independentismo, aunque me parece que no será los mismo en el voto. porque los independentistas tienen una especie de voto cautivo que puede cambiar de un partido a otro pero sin salirse del independentismo. Mantener vivo el conflicto sobre la base de los comandos de los CDR no parece de gran utilidad. El PdCAT entra en campaña enuna crisis existencial. Mírese como se mire, el conflicto catalán no está resuelto ni mucho menos, pero, sin duda, está en una etapa de menor intensidad. Quizás por ello las encuestas no lo ponen en lo más alto de las preocupaciones de los ciudadanos. Y, por eso, es por lo que tanto PP como Ciudadanos tratan de avivar el conflicto. Lo mismo que Torras y los suyos. El único sentido del viaje de Arrimadas a Waterloo, algo disparatado y hasta ridículo, es hacer que se siga hablando de Cataluña y solo de Cataluña. Y a eso obedece también el dislate de PP y Ciudadanos de anunciar que aplicarán el 155 al día siguiente de las elecciones..

Me llama la atención la enorme influencia de Vox, un partido que rondará, según sondeos, el 10% del electorado. Con esa exigua fuerza está siendo capaz de condicionar toda la política, empujando al PP y a Ciudadanos a posiciones extremas. La irrupción de la extrema derecha en el escenario político debe tomarse en serio, aunque el nacionalismo cañí que predica Vox mueve a la risa. Pero tomárselo en serio quiere decir combatir el nacionalismo trasnochado que representa Vox, no competir con él por ver quién es más nacionalista y quien dice la chorrada más gorda. En Europa, estas elecciones al Parlamento Europeo van a marcar una divisoria entre la extrema derecha nacionalista y antieuropeista y los partidos democráticos, principalmente, socialistas y conservadores. El proyecto que encarna la extrema derecha europea consiste en deshacer la Unión Europea en nombre de la recuperación de la soberanía nacional y el recorte de la democracia hasta acabar con el ella. Vox va a estar en ese campo. Lo que refleja la alianza del PP y Ciudadanos con Vox es su escasa convicción democrática. A la postre, el papel de la izquierda en esta etapa va a ser la defensa de la democracia y sino, al tiempo.

Podemos no ha entrado aún en campaña porque está sumido en líos internos que tiene que resolver antes de ponerse a hacer campaña. En lo que eufemísticamente se llama el espacio del cambio se agitan una multitud de grupos políticos de muy diverso pelaje que han encontrado en la fórmula Unidas-Podemos un vehículo para obtener representación institucional. Pero no es seguro que todo lo que se presentó bajo el paraguas del "espacio del cambio" vayan juntos ahora. Más vale que así sea por el bien de la izquierda.

 

 

Primera semana de campaña  
  
Adolfo Piñedo Simal


https://adolfopinedosimal.wordpress.com | miércoles, 27 de febrero de 2019


TAGS | ARTÍCULOS RELACIONADOS


     Actualidad | Noticias actualidad